Empresa
Servicios
Plagas
Interes
Contacto
+562 22090688 / +569 52439720
Hormigas


Las hormigas pueden encontrarse por todas partes y se caracterizan por ser insectos sociales, lo mismo que las termitas, abejas y avispas. Son insectos molestos porque se adaptan fácilmente a diferentes ambientes y alimentos.

De todas las hormigas invasoras conocidas, la hormiga argentina Linepithema humile (conocida como Iridomyrmex humilis hasta 1992) es la más exitosa y dañina.

          
Hormiga argentina

 La Hormiga argentina
 
·     Las obreras viven entre 1 y 5 años y algunas reinas viven más de 20 años
 
·     Tiene preferencia por los lugares húmedos, a ser posible con presencia permanente de agua, así como áreas urbanas, granjas, cultivos irrigados y zonas cercanas a ellas y zonas ambientalmente degradadas
 
·     No se adapta bien a las bajas temperaturas, no se encuentra activa en temporadas frías y húmedas
 
·     Es omnívora en sentido amplio, aprovechando casi cualquier fuente de alimento disponible.
 
·     Tienden a explotar y se alimentan de las secreciones azucaradas producidas por áfidos (pulgones) y hemípteros (chanchitos blancos y mosquitas blancas) a los que protege de depredadores y parásitos, fomentando su presencia en las plantas.
 
·     Las proteínas las obtienen principalmente de insectos, larvas de otras especies de hormigas y otros artrópodos y en general cualquier fuente este tipo de nutrientes, incluido carroña de mamíferos y aves.
 
·     La mayoría de las especies de hormigas almacenan comida en una cavidad especial de su estómago para regurgitarla a las compañeras de nido, conducta denominada  “trofalaxia”.
 
·     En la industria alimentaria son una fuente muy importante de patógenos en los alimentos. Razón por la que es  recomendable incluir a la hormiga argentina dentro del control de insectos y vectores.
 
·     Se han encontrado microorganismos como Bacillus cereus, Escherichia coli y Staphylococcus aureus, entre otras provocadoras de intoxicaciones alimentarias (diarreas, vómitos, etc.).
 
·     También se han encontrado otros microorganismos (normalmente asociados a condiciones higiénicas inadecuadas, cuya presencia es indicadora de posibles bacterias patógenas), hongos y levaduras.
 
·     La contaminación que pueden causar resulta obvia dado que se las fuentes de alimentación de las hormigas pueden incluir: aves, roedores o insectos muertos; piel humana; melaza secretada por insectos chupadores (chanchitos bancos, pulgones, moscas blancas) y todo tipo de alimento que encuentren disponible (en el suelo, armarios, cajones, mesones, basura, etc.)
 
·     Las fuentes de agua y de otros líquidos normalmente disponibles para las hormigas son los drenajes, aguas estancadas, sangre, y otros líquidos derramados o presentes en diversos recipientes, piletas, etc.

 




EmpresaServiciosPlagasInteresContacto